viernes, 30 de noviembre de 2007

Marquesa de Urquijo

Es una rosa realmente adorable, con aquel aire de muchas décadas atrás que parece ser que ya no se estila. Fue lanzada por Cipriano Camprubí en 1938. En primer lugar, expondré su parentesco:
Semilla: Sensation x Julien Potin
Polen: Feu Joseph Looymans



Os aporto la descripción que da Friera en su libro de esta rosa:

"En plena Guerra Civil- 1938- obtiene la más importante recompensa para una rosa: la Medalla de oro, para la soberbia variedad llamada ;Marquesa de Urquijo, otorgada en el famoso Concurso Internacional de la Rosaleda de Bagatelle, en París. Esta rosa, que por circunstancias especiales de política interior no pudo ponérsele el título nobiliario que lleva, fue presentada en España con el nombre propio de la madrina, esto es, Pilar Landecho; pero con cualquiera de los dos nombres es conocida en el mundo rosalístico. Esta variedad es realmente excepcional,pues aunque tiene pocos pétalos, éstos son muy grandes, dando a la rosa una forma alargada muy atractiva. Su colorido ocre, teñido de naranja en el exterior y amarillo cadmio en el interior, le dan un atractivo especial. En Catalunya es la rosa preferida, y un paseo por la Rambla de las Flores os convencerá, por las compras que allí se realizan, de que es la primera favorita. También en Inglaterra tuvo igual éxito, al concederle la National Rose Society su Primer Certificado de Mérito."




En cuanto al arbusto, reza lo siguiente:

"Arbusto de buen vigor, muy tupido, de leño rojizo, poco espinoso."

Del perfume nada dice, pero es intenso, especiado. Y en cuanto a la forma del arbusto, pongo en duda lo de muy tupido.... Es un arbusto alargado, con follaje grande, de color verde claro y no demasiado abundante. Muy sano y fácil de reproducir mediante esqueje.




Debo añadir que esa tendencia a la verticalidad propia de estos híbridos de té iniciales es fácilmente solventable si colocamos el rosal en el lugar adecuado. Este rosal dio un sport, que creo que actualmente es más popular que el original, el cl. Marquesa de Urquijo, obtenido en Valencia por F. Comes en 1954.
En conclusión, un gran clásico entre las rosas catalanas, todavía presente en catálogos de todo el mundo, como el de Barni, Peter Beales o Vintage Gardens. Creo que los hibridadores catalanes tuvieron la habilidad para traspasar al color de rosas la luz del Mediterráneo.

No hay comentarios: